Saturday, November 17, 2012

Syndrome of the Man Down

No, this post is not about Rihanna's song.

It is about us.  You and I.

The not social group of people that when in an elevator, in a dinner, in the subway dedicate more time to type through the "smart" than to generate a decent conversation with the ones around us.

I am a very proTech person.  I love the fact that I can actually write this post and some people will read it.
I love the fact that I can actually call someone or write an email and know that they will answer.
I love everything that comes from Technology, even when sometimes it helps me abstract from the world whenever I don't want to socialize.

But, does it necessary have to always be there?


The man down is this person that during lunch break is anxious to write a whatsapp (reply a message) to someone that has not even written.
The man down is this person that needs to confirm through the navigator if what the person in front of him has said is true or not.
The man down is this person that when his/her partner goes to the restroom, he/she check for the football match results.
The man down is this person that is responding an email while having a smoke.
The man down is this person that while having dinner, wants to know what is the weather going to be like tomorrow morning.
The man down is this person that wants to post in facebook his/her "check-in" in his/her favorite place to make others aware of his/her active social life.
The man down is this person that wants to retweet the comment/quote of a famous personality while at work.
The man down is this person that needs to be recommended in LinkedIn by his/her ex-boss just before an interview.
The man down is this person that goes into youtube to watch the video of his/her favorite artist and it is not capable of going to his concert because it is too crowded.

The man down is you and it is me.

The man down is not going to fade, because we are all addicted.  Way far addicted.
Because at a certain point of our lives, we all want/need to be a man down.
Either because we don't mean to socialize, because we want to have the truth at our hands or because we want to be recognized...  Everyone, for sure, has their own reasons.

As for me, yes, I like my "man down" moments.  But I also want to feel the presence of someone when I eat, when I go out, when I'm having a drink with someone.  I will like to feel that we still can manage a face to face conversation, I will like to feel that there is no need for a Whatsapp when we still can have a phone call.

Long live Tech and Man Down, but PLEASE Long live the world in society!


Sunday, September 30, 2012

Melancolía

Creo que el título del post en sí mismo ya transmite la emoción en mí éstos días.
Por ningún motivo en especial, más que el mero hecho de la soledad.

Y no soledad de estar verdaderamente solo, porque no es la realidad.  Pero de no estar ahora mismo acompañada.  De pensar en querer tener a la familia cerca, pero están a unos cuantos kilómetros.  De pensar en amigos o amigas y de darme cuenta de que ellos (cada uno) tiene sus compromisos y no pueden estar cuando quiero - así de egoísta como suena - a mi lado.

Supongo que será el ocio el que me hace pensar esas cosas...

Las últimas semanas en medio de un caos laboral considerable y hoy y ayer, inmersa en la tranquilidad que desprende el piso.  ¿Contradictorio?  ¿Necesario? Quién sabe!

Hoy, mientras paseaba tras salir de una comida y de regreso a la casa... miraba Madrid.

Y es que es muy difícil despedirse de la casa después de 20 años, pero también es difícil despedirse de la ciudad que te ha acogido por 5 años.  Y se dice rápido.. pero aunque no tengo "nada" realmente aquí, me "ata" el cariño a las callejuelas de sol, a las calles de Palos de la Frontera y a la gente que sin querer he ido conociendo.

...Melanconlía...





Sunday, May 27, 2012

May 20th 2012

Entre gotas de lluvia, o mejor dicho el diluvio universal esperábamos ansiosos la música.  Es increíble como tanta gente puede esperar con tantas ganas el "botar" al sonido de un compás.

Rita, la gran desconocida por lo menos para mi, fue la primera telonera.  Una telonera poco agraciada porque sus canciones no fueron escuchadas sino por una mínima audiencia.  La lluvia se escuchaba fuerte desde la entrada a los "vomitorios".


Desistimos de esperar a que acampara, así que una vez Rita terminó sus minutos de "gloria", entramos a nuestras gradas.  Y fue el momento perfecto, porque logramos ubicarnos en un lugar con vista privilegiada.

Debo decir que la decoración colorida, me hizo sentir como si estuviera en uno de los videos recientes de Coldplay.  Viva, llena de positivismo.  Tenía pintada la sonrisa de oreja a oreja.

Minutos después empezó Marina and the Diamonds.  Yo ya había "estudiado" sus canciones.  Es una chica de mi edad, algo princesita pero con voz verdaderamente especial.  El sonido del estadio, a diferencia de cómo me lo esperaba, hizo que ese timbre de voz de Marina se creciera.  Sus canciones no llevan un magnífico contenido, pero tiene un sonido agradable y que sin duda te envuelve.

Las 22hrs y pico llegaron.  Las pulseritas de colores brillaban al sonido de "Mylo Xyloto" y mi corazón se aceleraba - así como supongo el resto de los que me imitaban con la boca abierta -, a la espera de lo que estaba a punto de empezar. EUFORIA!

Mucha gente piensa que ir a un concierto de Coldplay puede ser algo "soso", pero debo decir que ésto tuvo de todo menos de eso:  Pulseras de colores, pelotas gigantes volando por todas partes, fuegos artificiales...

Una recopilación de viejas canciones:  Yelow, Clocks, The scientist... Y un desfile de novedades:  Hurts like heaven, Lovers in Japan, Viva la vida, Every teardrop is a waterfall...
Una demostración de que para dar un buen concierto, no es imprescindible una gran coreografía, sino más bien la mera disposición de transmitir y de entregarse a una eufórica audiencia.
Unas buenas letras, pero también un buen sonido que permita hacer que las personas se transporten a través de esas canciones a recordar buenos momentos pasados o presentes.

Coldplay, para nada frios, un buen concierto y una gira totalmente recomendable.

Hasta otra!